AÑO 2020

Un salón de clases en una cabina de radio:
La experiencia de Asillo

Hace 24 años que el profesor Eleodoro Ñaupa cumplió su sueño de dirigir la escuela primaria donde estudió, la institución educativa 72002 Señor de los Milagros, en Asillo. El colegio es uno de los más antiguos en este distrito de la provincia de Azángaro, a cuatro horas de la ciudad de Puno; y, con 360 alumnos, es también la más grande. Cuando la pandemia los obligó a refugiarse en sus casas, ese número de estudiantes demandó para el director Eleodoro y sus 22 profesores una gran respuesta educativa.

Cuando “Aprendo en casa” llegó a las radios de Asillo el 6 de abril, el maestro Eleodoro tuvo una idea: ese tendría que ser el canal por el que las y los docentes se contacten con sus estudiantes. “Luego de tres días de transmisiones, en medio de los feriados de Semana Santa, nos reunimos con la plana docente y los animé a crear nuestro propio programa radial”, cuenta el director. Don Eleodoro ya había pensado hasta en el nombre, “Educación sin límites”: aulas abiertas para la comunidad de Asillo.

“¿De verdad podremos lograrlo? Nosotros no sabemos cómo hablar en la radio”, le preguntaban las profesoras y los profesores, aún tímidos. “Hay dos formas de pasar el tiempo: de manera cronológica o de manera histórica. Podemos dejar que los días continúen o dejar huella. ¿Cuál eligen ustedes?”, les dijo don Eleodoro, con un liderazgo propio de sus más de 33 años de carrera. Comenzaron con las transmisiones el 13 de abril. “Al inicio solo me acompañaron algunas maestras y algunos maestros; pero, poco a poco, todas y todos empezaron a desenvolverse”, cuenta.

Con los cuadernos de trabajo del Currículo nacional, y junto a las guías de “Aprendo en casa”, maestras y maestros empezaron a organizarse por grado para armar clases diarias, que eran emitidas de distintas formas por la radio. “Los que vivían en Asillo podían acercarse a la cabina radial, los que dominaban la tecnología mandaban sus audios grabados con la clase y, los que no podían, eran llamados en vivo para que dicten sus lecciones”, narra don Eleodoro. 

¿De verdad podremos lograrlo? Nosotros no sabemos cómo hablar en la radio”, le preguntaban las profesoras y los profesores, aún tímidos. “Hay dos formas de pasar el tiempo: de manera cronológica o de manera histórica. Podemos dejar que los días continúen o dejar huella. ¿Cuál eligen ustedes?”, les dijo don Eleodoro, con un liderazgo propio de sus más de 33 años de carrera.

En estos meses han cambiado de radio, ante el pedido de los padres de tener más cobertura en todas las zonas del distrito. Así llegaron a radio Exa Asillo, donde cuentan con un programa de 9:30 a. m. a 11:30 a. m.; y donde cada grado tiene 20 minutos diarios de aula abierta. “´Educación sin límites’ tiene una gran audiencia”, describe Lorenzo Mamani, gerente de la emisora. Mamani también mide esto recorriendo las calles de Asillo. “En las tiendas o desde las casas se escucha a todo volumen las clases de las profesoras y los profesores. Incluso, a veces, tenemos problemas de energía eléctrica y nos demoramos en salir al aire. Cuando eso sucede, nos empiezan a llamar para preguntar sobre el programa”, describe el empresario.

La popularidad de “Educación sin límites” es tal que tres radios, de otros distritos, han solicitado a Mamani retransmitir los programas diarios. Además, estos son colgados en la página de Facebook de la radio para que las familias puedan acceder al contenido en cualquier momento. “Hemos cubierto el 100 % de nuestro alumnado con esta metodología”, agrega el director Eleodoro. Desde hace algunas semanas, también, han comenzado con las sesiones semipresenciales. “Pero la radio ya es parte de nuestra aula”, dice. Don Eleodoro sabe que este es un hito histórico.

 

Nota importante: Si eres estudiante y no has podido continuar con tus clases este año puedes comunicarte con el directivo de la institución educativa a la que asistías, o con la UGEL respectiva, para realizar la recuperación de las clases en enero y febrero de 2021. Comparte esto con otros estudiantes que conozcas y que estén en una situación similar. ¡El año escolar 2020 no es un año perdido!

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin