AÑO 2020

Las tabletas que empiezan a cerrar brechas

En la mañana del 29 de octubre pasado, las niñas y los niños estaban apostados en el pequeño puerto de la comunidad Jorge Chávez, a orillas del río Amazonas. El centro poblado había sido elegido como el lugar donde se realizaría la entrega oficial de las primeras tabletas en Loreto. Faltaba todavía un día para el acto oficial, pero su profesor Eleison Vargas les había advertido que, ese 29 de octubre, llegarían los equipos para empezar a practicar con ellos. 

La comunidad Jorge Chávez, en la provincia loretana de Maynas, se encuentra a cinco horas desde Nauta. El maestro Eleison llegó con el bote que llevaba las tabletas para sus once estudiantes. Reninger, de once años, recibió la tableta con la emoción de tener un juguete nuevo. “Son casi 40 aplicaciones que vamos a ir descubriendo juntos”, les dijo el profesor.

Para los habitantes de Jorge Chávez, la tableta se ha convertido en un facilitador para retomar la educación en la comunidad. Desde que se suspendieron las clases, el maestro Eleison tuvo que regresar a Iquitos y, ante la falta de señal telefónica, se suspendió toda la comunicación con los once estudiantes. “En Jorge Chávez tampoco llega la televisión, ni la radio”, acota el docente. Con una orden de inamovilidad severa en todo Loreto, e incluso luego de sufrir la covid-19, a Eleison solo le quedó esperar.

En julio, el Minedu inició la convocatoria de docentes para la sensibilización digital. El profesor Eleison conocía el funcionamiento de esta tecnología, así que el aprendizaje fue más fácil. En agosto, cuando la movilidad fluvial empezó a reactivarse en el río Amazonas, el maestro empezó a acercarse a la comunidad para dejar materiales educativos. “Pero con las tabletas vamos a avanzar mucho más”, afirma.

El uso de estas tabletas es importante, sobre todo en la zona rural, porque tienen poco acceso a las tecnologías digitales”, cuenta el profesor Eleison Vargas.

Desde el 13 de octubre se han empezado a entregar las tabletas. En total serán distribuidas 1 056 430 tabletas y 203 080 cargadores solares. Los beneficiarios serán más de 960 mil estudiantes y más de 90 mil docentes, desde cuarto de primaria a quinto de secundaria. En el caso de las comunidades donde no llegue la señal de internet, como sucede con Jorge Chávez, todo el contenido ya está grabado en la tableta para su empleo offline.

“El uso de estas tabletas es importante, sobre todo en la zona rural, porque tienen poco acceso a las tecnologías digitales”, afirma el profesor Eleison. Luego de más de un mes de uso, los resultados son auspiciosos. El docente cuenta que Reninger, uno de sus alumnos más estudiosos, ha empezado a usar aplicaciones de dibujo para recrear su comunidad, su chacra con yuca y plátano, o los momentos cuando va con su padre a pescar. “Lo que más le ha gustado es la biblioteca virtual que hay en el equipo”, agrega el profesor Eleison, satisfecho. La tableta se ha convertido en su aliada.

Nota importante: Si eres estudiante y no has podido continuar con tus clases este año puedes comunicarte con el directivo de la institución educativa a la que asistías, o con la UGEL respectiva, para realizar la recuperación de las clases en enero y febrero de 2021. Comparte esto con otros estudiantes que conozcas y que estén en una situación similar. ¡El año escolar 2020 no es un año perdido!

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin