AÑO 2020

La voz que educa y encanta en las alturas:
La radio escolar de San Martín de Calangla

Luego de cuatro años como director de la Institución Educativa San Martín de Calangla, en la provincia piurana de Huancabamba, el profesor Miguel Cuyatti ya se había convertido en un comunero más. Compartía las asambleas y las festividades, estaba pendiente del calendario agrícola del maíz, las papas y el frijol. Durante las tardes recorría el centro poblado de Calangla, y los padres de familia lo recibían con una bebida caliente. A 2800 metros de altura, rodeado de cerros empinados y pegados como una cadena, siempre caía bien una bebida caliente.

Ese paisaje bucólico de cerros altos se convirtió, este año, en una barrera para que el director se conecte a la distancia con sus 120 estudiantes de inicial, primaria y secundaria, tras la suspensión de las clases presenciales por la pandemia de la covid-19. Por lo accidentado de la geografía, la señal de celular no ingresa fácilmente al centro poblado y hay que caminar una hora hacia la cima para captarla. Sin televisión y con una radio que llegaba débilmente a la comunidad, ¿cómo se podía llevar educación a Calangla, cuando su director y sus profesores estaban a cinco horas de distancia, en Piura?

Con la ayuda de “Aprendo en casa”, y un padre de familia que iba a la ciudad de Piura cada quince días, los profesores empezaron a enviar los textos impresos. Pero los ronderos empezaron a restringir más el tránsito para evitar los contagios y el contenido solo llegaba al 40 % de estudiantes. “Se nos prendió el foquito y volvimos a pensar en la radio”, cuenta Miguel Cuyatti, quien tiene 25 años como director escolar. Su experiencia en gestión lo llevó a coordinar rápidamente con un ingeniero que le ayudó a crear los primeros equipos para la radio escolar de San Martín de Calangla.

Sin embargo, tuvo que realizarse mayores esfuerzos para que la señal de radio llegue no solo a Calangla, sino a los otros caseríos de Santa Cruz, La Lima y Lúcumo Huasimal, donde también se encuentran estudiantes que atiende el colegio. La sede de la radio se ubicó en el centro educativo y se designó a un grupo de estudiantes de quinto de secundaria, y dos egresados, para ser los encargados de operar los equipos. En total, se invirtió más de diez mil soles. “No podíamos quedarnos de brazos cruzados”, comenta.

“Los obstáculos siempre se van a presentar, pero hay que garantizar que ningún niño, ni joven deje de estudiar”, explica el maestro. ¡Una misión cumplida!

Los lunes, miércoles y viernes, de 3 a 6 p. m., las alumnas y los alumnos encienden la radioemisora escolar juvenil San Martín de Calangla, que se transmite en el 88.3 de la FM, para escuchar “La voz que educa y encanta en las alturas”. Se turnan para ir a la cima de la montaña y recibir los audios que les envían los profesores con contenido adaptado de “Aprendo en casa”. Para que el alcance sea mayor, el director Miguel empezó la campaña “Un estudiante, una radio”, que fue publicitada por la UGEL Piura, con la que lograron conseguir 108 radios, una por familia.  “Los obstáculos siempre se van a presentar, pero hay que garantizar que ningún niño, ni joven deje de estudiar”, explica el maestro. ¡Una misión cumplida!

 

Nota importante: Si eres estudiante y no has podido continuar con tus clases este año puedes comunicarte con el directivo de la institución educativa a la que asistías, o con la UGEL respectiva, para realizar la recuperación de las clases en enero y febrero de 2021. Comparte esto con otros estudiantes que conozcas y que estén en una situación similar. ¡El año escolar 2020 no es un año perdido!

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin